Noticias

Limpieza y Mantenimiento de Aberturas

Actualmente, la tecnología en producción de aberturas ha evolucionado de tal manera que el mantenimiento de las mismas se ha reducido a una serie de mínimas precauciones. Incluso, en lo referido puntualmente a aluminio y acero, podemos determinar que se pueden obtener productos de “libre mantenimiento”, esto es: aberturas que no necesitan de cuidados permanentes.

Sin embargo, esto no quita que podamos tener en cuenta algunos consejos para mantener impecable la superficie de la abertura y en óptimas condiciones su funcionamiento.

 

Mantenimiento del Aluminio durante la obra

Un dato importante es prestar atención al cuidado de las aberturas si éstas han sido ya colocadas mientras la obra dentro del edificio continúa. Es fundamental, en estos casos, evitar las manchas de cemento en las mismas.

Usar cinta adhesiva de pintor es una solución muy efectiva cuando ya están instaladas las ventanas, puertas y elementos delicados que se quiera preservar de la suciedad. Su poder adhesivo es suficiente para mantenerse, pero no se llevará consigo pinturas o barnices al retirarla.

Si no se tuvieron las precauciones y quedan restos de material que se han secado en las aberturas, no se deben quitar haciendo presión ni raspando con una espátula metálica: se corren grandes riesgos de provocar rayones.

Para quitar cascarones de cemento seco o de adhesivo, se puede probar con untar (en forma abundante) con vaselina en pasta o en gel. Dejar actuar por algunos minutos y luego, usando un cincel delgado o una espátula protegida con un paño grueso (para evitar el contacto de metal y metal), dar golpes suaves desde arriba y en la unión de la salpicadura y el aluminio, intentando despegar el cascarón.

En ningún caso se debe utilizar productos corrosivos o demasiado agresivos, como virulanas de acero o productos de limpieza hogareña que resulten abrasivos. En cambio, se puede repasar de manera suave con una esponja fina de aluminio, la cual está elaborada con un material que no provoca rayones en este tipo de carpintería. El trabajo debe ser constante y en pequeños movimientos circulares, procurando no hacer demasiada presión. 

 

Mantenimiento del Aluminio una vez terminada la obra

Existe una serie de elementos a tener en cuenta para mantener las aberturas de aluminio en óptimas condiciones una vez terminada la obra:

No golpear puertas y ventanas al cerrarlas, para evitar el deterioro del muro o tabique que las soporta, como así también los cierres laterales.

Limpiar guías, rieles y perfiles para que no se dañen las ruedas de desplazamiento y el marco de la ventana o puertaventana. 

Limpiar y verificar constantemente los canales inferiores y los orificios de desague de ventanas y puertas ventanas, antes y durante la temporada de lluvias.

Limpiar las superficies de aluminio con agua tibia.

Nunca pulir las superficies de aluminio, ya que se podrá dañar la capa de protección. 

Revisar los sellados de las ventanas en el encuentro de los marcos con muros.

 

Mantenimiento del Acero

La limpieza de las aberturas de acero es fácil. Haciendo un mantenimiento regular y simple, se puede extender la vida útil de estas.

Lo ideal es trabajar con un paño seco y con una esponja limpia, humedecida en agua solamente.

Como primer paso, sugerimos eliminar el polvo del umbral y los marcos. De esta manera, se previene que termine sobre la abertura misma.

Luego, pasar a la abertura en sí con una esponja limpia y suave. Sumergir en agua, escurrir, y repasar la abertura comenzando por la parte de arriba y continuando hacia abajo. 

Respecto a los vidrios, es pertinente limpiarlos en el mismo momento. Rociando con limpiacristales y repasado con un paño suave. Cuando se haya terminado de limpiar toda la abertura, se debe secar con un paño limpio.

Con estas simples tareas, se podrá otorgar a cada abertura un plus, aumentando no sólo la eficacia sino también mejorando la estética de la misma.

 

Recordemos que estas tareas son una decisión propia. Aún así debemos tener en cuenta que las aberturas que no estén catalogadas como “Libre Mantenimiento”. En éstas es recomendable realizar, al menos una vez al año, protección acrílica anticorrosiva. Bajo condiciones normales de operación la pintura no necesita mantenimiento durante todo el transcurso de su vida útil. Bajo agresiones extremas (por ejemplo ambientes muy húmedos) es posible que reduzca parcialmente su brillo luego de un período de diez años. En caso de que accidentalmente se rompa la película de pintura mediante algún tipo de agresión mecánica (rayón, golpe) se puede retocar con cualquier pintura de base acrílica. Si usted posee productos Nexo y tiene dudas sobre la pintura, no dude en contactarnos: le indicaremos los datos correctos para el mantenimiento.

 

PUNTO DE VENTA
EXCLUSIVO

Valentín Torra 4754 - Parque Industrial General Belgrano
3100 Paraná, Entre Ríos, República Argentina
(54) 343 4261800 (líneas rotativas)

Venta exclusiva a distribuidores
×